Oxigenoterapia

Cámara hiperbárica

¿Conoces la terapia que puede movilizar tus propias Células Madre para reconstruir tejidos, combatir enfermedades y mejorar tu salud?

Respirar oxígeno 100% (puro) bajo mayor presión, permite que el torrente sanguíneo absorba más oxígeno y lo disuelva a un ritmo mucho mayor. Este oxígeno adicional puede ayudar cuando la curación se ralentiza por la infección o cuando el suministro de sangre está limitado por el daño a los tejidos.

El aumento de oxígeno da como resultado un mejor control de la infección, la estimulación de los factores de curación, una mayor formación de vasos sanguíneos (angiogénesis), y la eliminación y / o reducción de los efectos de las sustancias tóxicas (es decir, intoxicación por CO).

La cámara hiperbárica crea una presión compuesta de moléculas de oxígeno. Las moléculas disminuyen su tamaño y se disuelven en el plasma sanguíneo.

Esto aumenta el oxígeno en todo el cuerpo y hace posible que el oxígeno llegue al tejido inflamado e impulse la funcionalidad celular.

Sin los niveles suficientes de oxígeno en los tejidos y órganos no puede suceder la curación.

  • Reduce la inflamación en los tejidos
  • Mejora la actividad de los glóbulos blancos que combaten la infección
  • Estimula la reticulación del colágeno, fortaleciendo la reparación de la herida
  • Estimula la formación de nuevos vasos sanguíneos
  • Solicita tu consulta con el especialista diligenciando tus datos en el formulario

Algunas condiciones que tratamos:

  • Recuperación de lesiones osteomusculares y de tejidos blandos
  • Intoxicación aguda por monóxido de carbono
  • Anemia
  • Cicatrización postquirúrgica o traumática
  • Condiciones inflamatorias crónicas y/o agudas
  • Gangrena gaseosa
  • Síndrome de descompresión o enfermedad descompresiva.
  • Osteonecrosis y necrosis de tejidos blandos
  •  Adyuvancia para la regeneración de vasos sanguíneos
  • Adyuvancia de oxigenación tisular
  • Pie diabético
  • Trastornos específicos de la piel
  • Adyuvancia para la reducción de radicales libres
  • Miositis y mionecrosis
  • Embolia gaseosa o de aire
  • Abscesos intracraneales
  • Quemaduras